Nacho Sotomayor | La Roca 6

9,95

 Tras el éxito de su “Interior” (2007, Absolut Ambient) ahora presenta un nuevo volumen de su gran proyecto musical, utópico y vital: “La Roca V.6”.

Año 2008

Categoría:

Descripción

 Sin duda el 2007 fue un gran año para nuestro artista electrónico más internacional, consolidado y prestigioso. Tras el éxito de su “Interior” (2007, Absolut Ambient) -en el que giró hacia el pop sin perder sus señas de identidad sintéticas- ahora presenta un nuevo volumen de su gran proyecto musical, utópico y vital: “La Roca V.6”.

 Nacho Sotomayor vuelve ahora su mirada hacia fuera tras un periplo entrañable por introspectivo y necesario. Este imaginado regreso a Es Vedrá -esa tierra confinada entre sempiternas y destellantes aguas atemporales que diestramente describe en “Island god”- era más que evidente tras un inédito trayecto interior por los recovecos de un alma esdrújula siempre en permanente búsqueda sonora.

 Tras descubrir que su corazón vuelve a albergar la pulsión precisa para volver a sumergirnos en esa ensoñación digital tan suya, Nacho Sotomayor encamina despacio su deambular hacia el punto más alto de su carrera musical. Desde allí nos mira dubitativo pero esperanzado, como siempre. Aunque realmente nunca se marchó de allí -ha seguido dando largos paseos matinales y virtuales por cada una de sus aristas- la gran piedra rodeada de vacío y cristal recibe ahora a los Sotomayor –Francisco y Nacho-  como si fuera la primera vez. Sus particulares loops vitales han vuelto a ese sonido con denominación de origen libérrimo y tan ajeno a lo físico que emociona al mínimo roce.

 Este sexto volumen de “La Roca” es un alegato electrónico y azulado contra la rutina, la medianía y el gris acontecer. La mejor prueba de tales extremos es la audición sensible y desnuda de incunables electrónicos como “Tímeles”, puro escapismo maquinal que fluye de la tierra, desde el mínimo polvo que levanta el paso de un instante. Sentir cada segundo de “I don’t understand” o “Sin pensar” es experimentar un micro-viaje sobrevolando esas brumas cotidianas que siempre acaban devolviéndonos a una realidad no deseada, anónima y rara. Pero los Sotomayor son optimistas por devoción y saben que tras la borrasca siempre hay un “Today” y un “Contigo” que nos animará a seguir anhelando esa ilusión musical que marida sonoridad, luz y fuga.

 Este nuevo trabajo del maestro del mejor ambient ibérico no debería ser pasto de estos claustrofóbicos renglones analíticos. Su obra no pertenece a estas lides taciturnas y por ello debe sólo sonar, fluir y brillar sin más líteras, ni palabras que la acorralen. En definitiva este «La Roca Vol.6» es -además de la continuación de una de las series electrónicas mejor ideadas, fundamentadas y desarrolladas de toda nuestra contemporaneidad musical- el trabajo más equilibrado y talentoso de este impostado “ibicenco accidental” que cada vez huele más a aceite, romero y menta.